Últimas noticias

Paso de Misterio

El diseño del paso de misterio es obra de Antonio Ibánez (Sevilla) y la carpintería realizada por Manuel Caballero (Sevilla). Tiene unas dimensiones máximas de 540 cm de largo (que llega a los 640 cm de largo si se incluyen las maniguetas) y una anchura de 265 cm. La mesa dispone de seis patas y diez trabajaderas, siendo 50 costaleros los que portan el paso. El canasto del paso consta de seis piezas de 232 cm de largo y 78 cm de alto. Dispone de seis candelabros arbóreos, cuatro en las esquinas con siete puntos de luz y dos en el centro de cada uno de los costeros con cinco puntos de luz; los arbóreos de las esquinas arrancan desde una posición intermedia entre la mesa y la superficie superior del canasto, mientras que los contrales de los costeros se apoyan sobre la superficie superior del canasto.

En 1996 se estrena la primera fase del paso, consistente en todos los trabajos de carpintería y los arbóreos. En 1997 se estrena la segunda fase, consistente en el tallado del frontal y de la trasera del canasto. La tercera fase y cuarta se estrena en los siguientes años: en 1998 se estrena el tallado de los baquetones laterales, en 1999 la primera parte del tallado de los costeros del canasto y en el año 2001 el resto del tallado de los costeros del canasto, la crestería de la parte superior del canasto, las maniguetas y las cartelas centrales del frontal, la trasera y los dos costeros. A lo largo de toda la talla del canasto se combina la hojarasca con motivos eucarísticos, uvas y espigas, poniendo de manifiesto el carácter sacramental de la Hermandad.

Inicialmente el paso de misterio poseía unos respiraderos de tela, confeccionados en terciopelo granate con zonas caladas de malla según un modelo repetitivo, rematados con galones dorados y con fleco en el borde inferior. El diseño de los mismos fue de nuestro hermano Cristóbal Prieto Cid y su confección se realizó en el taller del bordador Antonio Villar en Córdoba.

El dorado del paso se realiza por el dorador cordobés Ángel Varo Pineda y se ejecuta con láminas de oro de 23 y ¾ quilates. Tiene lugar en tres fases: en 2002 se estrena el dorado de los seis arbóreos y de la crestería, en 2003 se estrena el dorado del canasto frontal y trasero, y en 2004 se estrena el dorado del canasto de los costeros.

En 2003 se estrenan los medallones de la cartela frontal y trasera del canasto del paso, realizadas con la técnica del bajorrelieve en barro cocido y posteriormente dorado, policromado y estofado; el de la cartela frontal representa una custodia dorada con un fondo granate con estrellas doradas, mientras que el de la cartela trasera representa la alegoría de la Fe con un fondo de color azul verdoso y detalles en dorado a modo de cenefa de cuadros. En 2004 se estrenan los medallones de las cartelas laterales del canasto del paso, una de ellas representa al Beato Álvaro de Córdoba con un fondo liso de color azul verdoso, mientras que la otra representa la San Francisco de Asís con un fondo de color marrón y detalles en dorado a modo de cenefa de cuadros.

En 2006 se estrenan las coronillas de las tulipas guardabrisas, realizadas en el taller de orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba en metal cincelado y sobredorado. El diseño de las mismas presenta motivos florales y de hojarasca y fue realizado por Jesús Amaro Fernández.

Cabe destacar que, en la parte delantera del paso de misterio, junto al arbóreo de la esquina derecha, se encuentra una jofaina y una palangana circular de metal plateado y cincelado, en alusión al lavatorio de los pies que realizó Nuestro Señor momentos antes de compartir su última cena con los Apóstoles. Este conjunto se estrena también en la estación de penitencia de 1996.

El primitivo llamador del paso de misterio era una pieza de metal fundido, cincelado y plateado, presentando motivos de hojarasca y un ángel querubín sobre ella; fue realizado en los talleres de los Hermanos Lama de Córdoba. El llamador actual está realizado en bronce, cincelado y posteriormente bañado en plata de ley, su diseño presenta los siguientes motivos: en su parte central se encuentra una custodia, con una Inmaculada a sus pies, portada desde su base inferior por dos costaleros; todo el conjunto anterior se encuentra sustentado por cuatro ángeles querubines, dos por delante y dos por detrás, y en los laterales se aprecia hojarasca y las cuentas de un rosario. Fue realizado por los talleres de orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba y donado a la Hermandad por un grupo de hermanos costaleros de la misma en 2003.

El mantel de la mesa donde comparten la última cena Jesús y los apóstoles es de hilo grueso de color blanco crudo. En su parte frontal presenta el bordado del cordero pascual que sostiene un banderín y que descansa sobre el libro de los siete sellos, en la parte trasera del cordero se aprecia un cáliz del que sale la Sagrada Forma. Enmarcando circularmente todo el bordado y a lo largo del borde inferior se encuentran una serie de piezas de bordado dorado de hojarasca que se encuentran cosidas al propio mantel. Fue donado a la Hermandad por un grupo de hermanos y de costaleros, siendo confeccionado por nuestra hermana María Victoria Torres Serrano. Este mantel se estrena en la estación de penitencia del 2008.

En 2010 se estrena la fase de talla de los respiraderos del paso de misterio, diseñados y realizados por los tallistas cordobeses Manuel Jurado y Miguel Ortiz en madera de haya. La talla de los mismos presenta zonas ampliamente caladas con malla dorada y una serie de medallones o cartelas con motivos de hojarasca que se unen por la parte superior mediante una pieza de corte triangular con motivos de hojarasca y por la parte inferior con una guirnalda de hojas de parra, racimos de uvas y espigas. Las esquinas de los respiraderos presentan sendas esquineras con motivos de hojarasca y un pequeño basamento en la parte inferior en el que se apoya una jarra del que salen una serie de azucenas.

El dorado de los respiraderos se realiza en dos fases: una primera en 2011 que comprende el dorado del respiradero frontal, las esquinas laterales del frontal y la cartela central de la trasera del respiradero, y una segunda en 2012 en el que se completa el dorado del resto del respiradero al completo.

En la parte central de los respiraderos se encuentra una cartela más amplia, con motivos de hojarasca igualmente, en cuyo centro se encuentra un óvalo que alberga una serie de pinturas al óleo realizadas por nuestro hermano Rafael Cornejo Arribas que representan diversos símbolos: en el frontal se representa la cartela de la advocación de Nuestro Padre Jesús de la Fe que aparece en el escudo de la Hermandad, en la trasera se representa la cartela de la advocación de María Santísima de la Esperanza del Valle que aparece en el escudo de la Hermandad, en un lateral se representa el símbolo del Avemaría y en el otro lateral se representa una cruz en el monte Calvario.

Junto con el dorado de los respiraderos se estrena el bordado de la malla interior de los mismos, realizado en oro de diferentes tonalidades y diseñado por Manuel Jurado y Miguel Ortiz, los autores del respiradero, para adecuarlo así al conjunto estético creado. Presentan motivos de hojarasca con racimos de espigas. Fueron realizados por la empresa de bordados valencianos Bordados Barber.

Los faldones del paso de misterio primitivos, realizados en terciopelo granate y estrenados en 1996, fueron sustituidos por unos nuevos de damasco color granate con motivos de hojarasca y jarras de flores en el año 2012; estos nuevos faldones fueron confeccionados por nuestra hermana Francisca de Paula Diéguez y donados a la Hermandad por los hermanos costaleros.

Tras la estación de penitencia del año 2016 se realizó una nueva parihuela del paso de misterio y la adaptación de los respiraderos con el objetivo de reducir la anchura del paso para que pudiera atravesar la Puerta de las Palmas de la Santa Iglesia Catedral. Esta nueva mesa incluye 10 trabajaderas, en vez de las 9 existentes en la mesa anterior.

© Hermandad Sagrada Cena 2017