Últimas noticias

Paso de la Custodia

El principal elemento del paso del Corpus Christi es la Custodia Sacramental que alberga la Sagrada Forma. Está realizada en plata de ley sobredorada y cincelada con motivos eucarísticos de uvas y espiga, así como de hojarasca y motivos florales. Presenta tres partes claramente diferenciadas: pie, fuste y sol. El pie está formado por seis casquetes circulares, en la que en tres de ellos se encuentran tres figuras recostadas que representan a San Juan Bautista, San Pablo y San Bernabé. En el fuste se aprecia diversas formas torneadas y cinceladas, conteniendo la mayor de ellas una capilla que alberga una imagen de la Inmaculada Concepción. En el sol se aprecian cuatro cartelas en forma de cruz entre las cuales se aprecian unos juegos de ráfagas o rayos, en cada una de estas cartelas existen medallones que representan los cuatro evangelistas y su simbología: San Marcos y el león, San Juan y el águila, San Mateo y el ángel, San Lucas y el toro. Fue realizada por el taller de orfebrería de los Hermanos Lama en el año 2002.

El templete que alberga la Custodia Sacramental presenta una base cuadrada y dos cuerpos. Posee elementos decorativos como columnas salomónicas con capiteles y basamentos, pináculos de diversos tamaños y crestería. La cúpula del cuerpo superior está calada mediante talla de motivos de hojarasca y el basamento del cuerpo inferior se encuentra tallada con motivos de hojarasca y eucarísticos. Está rematado por una cruz sobre la cúpula superior. Fue realizado en el taller de carpintería de Santa Águeda de Córdoba y dorado en el taller del dorador cordobés Ángel Varo. En el año 2005 se estrena la primera fase de carpintería, en 2006 la talla completa del mismo y en 2007 el dorado.

La peana sobre la que se apoya el templete tiene una base cuadrada con esquinas redondeadas. La parte inferior de la peana se encuentra tallada en todo su perímetro con una cenefa de motivos eucarísticos con racimos de uvas, hojas de parra y racimos de espigas. El resto de la peana combina tres partes: capillas centrales, capillas esquineras y la transición entre ambas. Las capillas centrales están situadas en el centro de las cuatro caras de la peana, las cuales están flanqueadas por cuatro columnas salomónicas con basamento y capitel (dos a cada lado) y un remate en la parte superior profusamente ornamentado mediante talla que acaba en forma de pico y que incluye pináculos y guirnaldas. Las capillas esquineras tienen una base en forma circular que sale hacia fuera de la planta cuadrangular de la peana, dotando a ésta de un mayor volumen en planta; en la parte superior de estas capillas se encuentra un pequeño remate con formas lisas sin talla coronado por un pináculo. La transición entre las capillas centrales y las esquineras se realiza a través de respiraderos de forma rectangular tallados con motivos de hojarasca y calados, los cuales poseen en su parte superior un pequeño remate en forma de crestería con motivos de hojarasca. La peana en su totalidad ha sido realizada en el taller de los tallistas cordobeses Miguel Ortiz y Manuel Jurado, siendo estrenada en 2008. En 2010 se estrena el dorado de la peana, realizado en los talleres del dorador cordobés Ángel Varo Pineda.

En las capillas centrales de la peana del templete se encuentran cuatro pinturas realizadas por nuestro hermano Rafael Cornejo Arribas al óleo sobre tablilla dorada. Estas pinturas representan a Jesucristo el Buen Pastor en el frontal (en la pintura parece Jesucristo portando un cordero y un pergamino), la alegoría de la Eucaristía en la trasera (en la pintura aparece el Santísimo Sacramento y el cordero pascual sobre el libro de los siete sellos), la exaltación de la Eucaristía en un lateral (en la pintura aparece un ángel elevando una Custodia con Jesús Sacramentado) y la Virgen Adoradora en otro lateral (en la pintura aparece la Virgen María vestida de Inmaculada Concepción adorando al Santísimo Sacramento). Dichas pinturas se estrenaron el año 2010.

El paso sobre el que se el conjunto del Corpus Christi es el primitivo paso con el que el Señor de la Fe realizó su estación de penitencia los primeros años en los que procesionaba sólo. Este paso tiene las dimensiones típicas de un paso de palio, tiene seis trabajaderas y fue realizado en madera de pino de Flandes en el año 1994 en los talleres de carpintería de Francisco Moreno Anguita. Sus dimensiones máximas son de 360 cm de largo y 218 cm de ancho. Posee unos respiraderos de madera de pino de Flandes con un pequeño baquetón en forma de moldurón en la parte superior, igualmente realizados en los talleres de carpintería de Francisco Moreno Anguita. Los respiraderos se encuentran forrados con terciopelo color granate y están adornados con galones dorados en todo su perímetro y alrededor de los huecos. Todo el conjunto posee un fleco de algodón de color amarillo y una serie de bellotas en la parte inferior. El paso dispone también de cuatro maniguetas de formas rectilíneas, forradas igualmente en terciopelo granate y adornadas con galones dorados. De la punta de estas maniguetas cuelgan sendos borlones con casquete de metal cincelado y plateado con motivos eucarísticos (uvas y hojarasca) y fleco de hilo de oro, diseño de nuestro hermano Antonio López Peláez y realizados en los talleres de orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba.

Los primitivos faldones de terciopelo granate de este paso fueron sustituidos por unos nuevos en el año 2012 en damasco color granate con patas de terciopelo bordeadas por sendos galones de color dorado, los cuales fueron confeccionados por nuestra hermana Francisca de Paula Diéguez.

© Hermandad Sagrada Cena 2017