Últimas noticias

Insignias

CRUZ DE GUIA

La primitiva Cruz de Guía de la Hermandad está realizada con madera tropical de color blanquecino, en recuerdo de nuestra estrecha relación con los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, la cual presenta una incrustación de madera de ébano de unos 5 milímetros de ancho a lo largo de todo el perímetro y a unos dos centímetros del borde exterior. El trabajo de ebanistería fue realizado en los talleres cordobeses de Don Francisco Moreno Anguita. Sobre esta madera base está realizado un trabajo de metal cincelado y plateado en el que se aprecian dibujos muy calados en los que predominan uvas, espigas y hojarasca; este dibujo se encuentra ubicado en la parte interior de la línea de ébano. En el canto de la madera se encuentra un ángulo con una tirilla de metal en su cara vista. En el crucero de los brazos del frontal de la cruz se aprecia un medallón central con el Escudo de la Hermandad. Saliendo de los cuatro ángulos de la cruceta se aprecian rayos o ráfagas en metal cincelado y plateado. Se aprecian también cuatro remates en los cuatro extremos de la cruz o cantoneras, con dibujo también calado. En los dos cantos del tramo vertical inferior de la cruz se sitúan dos asas para poder portar la cruz. El trabajo de orfebrería fue realizado por el Taller de Orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba.  Las dimensiones máximas del conjunto son de 237 centímetros de altura y 143 centímetros de ancho. La primera fase fue estrenada en la primera estación de penitencia del año 1994, presentando la cruz en madera con cantoneras y el medallón central, siendo en 1998 cuando se estrena la conclusión de la misma con el resto de la orfebrería. Actualmente se encuentra custodiada en uno de los altares de la capilla de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca de Córdoba.

La actual cruz de guía se estrena en la estación de penitencia de 2016. La razón de la elaboración de esta nueva cruz está motivada por el elevado peso de la cruz de guía primitiva. Se trata de una cruz en madera de tilo lacada en blanco, por nuestra relación con la institución de los Hermanos de Cruz Blanca. Del crucero de la cruz emergen sendas cartelas enmarcadas de ráfagas de rayos dorados en ambas caras (la cartela frontal representa el cordero pascual y la cartela trasera, un sagrario), también presenta un INRI en la parte superior de la cruz, cantoneras talladas con inspiraciones florares en sus 4 extremos y cenefas laterales en toda su longitud con molduras talladas con motivos vegetales, todo ello realizado en madera de cedro dorada con pan de oro. En la parte delantera de la cruz se lee la frase “Con fe y amor llegarás al cielo” de la Madre Teresa de Calcula y, en la parte trasera, “María, primer Sagrario”, uno de los principales lemas de la Hermandad, todo ello en letras de madera talladas y doradas con pan de oro. La talla y carpintería se realizaron en el taller de los tallistas cordobeses Manuel Ortiz y Miguel Jurado, corriendo el dorado a cargo del taller de dorado de Ángel Varo Pineda. El conjunto tiene una altura total de 2,40 metros y anchura de 1,20 metros. Actualmente se encuentra situada en el altar en honor de los Hermanos de la Cruz Blanca de nuestra capilla en la Parroquia Beato Álvaro de Córdoba.

FAROLES DE CRUZ DE GUIA

Se trata de dos faroles de acompañamiento de la cruz de guía. El farol está compuesto de dos partes bien diferenciadas: el mástil y la cabeza. El mástil está compuesto por cinco tubos de metal cincelado y plateado de 25 centímetros de longitud labrados con el mismo diseño del resto de mástiles de enseres de la Hermandad (hojarasca, racimos de uvas, hojas de parra y manojos de espigas). Entre la cabeza y el mástil hay tres ménsulas de unión con un cincelado de galones, uvas y espigas. La cabeza está compuesta por seis caras iguales con forma de trapecio, cada una presenta un amplio espacio sin orfebrería labrada protegida con un cristal. La tapa de la cabeza del farol, también cincelada, está rematada por una corona, varias ménsulas y dos ángeles; esta tapa está calada para permitir la salida y renovación del aire del interior del fanal. Fue realizado en los Talleres de Orfebrería de Hermanos Lama de Córdoba. Se estrenaron en la primera estación de penitencia del año 1994.

GUION DE JUVENTUD

La Hermandad decidió en su día acoger al Grupo Joven bajo la custodia del apóstol San Juan, el menor de los doce apóstoles. Así, decidió diseñar un Guión de Juventud que no se hubiera visto en ninguna Hermandad hasta esa fecha. Dado que la representación evangelista de San Juan Evangelista es un águila, se optó decidió dar esta forma al diseño del guión.

El guión de juventud se compone de un mástil realizado en plata de ley de una altura total de 253 centímetros y rematado por una imagen del apóstol San Juan, realizada en metal fundido, cincelado y plateado. Este mástil consta de 7 tramos de 29 centímetros de longitud labrados con el mismo diseño del resto de mástiles de enseres de la Hermandad (hojarasca, racimos de uvas, hojas de parra y manojos de espigas).

El guión en sí, realizado en plata de ley, representa un águila cincelada con todo detalle, sobretodo en su plumaje. De la parte baja de las alas cuelga de dos anillas una tira de terciopelo con la leyenda del Grupo Joven: “Juventud Esperanza Nuestra”. La parte central del guión está confeccionada en terciopelo verde y bordado en sedas y oro, según dibujo de Jesús Rosado. El dibujo es a dos caras iguales salvo el motivo central, que es un cáliz en un lado y un ancla en el otro, ambos con una azucena a cada lado; dichos elementos están orlados por hojarasca y otros adornos florales. Las técnicas utilizadas en el bordado son las conocidas como setillo, puntitas, cartulinas y hojillas. Los materiales utilizados son el torzal, muestra, granito y cordón, con ellos se consigue dar profundidad, relieve y volumen.  El bordado fue confeccionado en los talleres del bordador Jesús Rosado de Écija (Sevilla) y la ejecución de la orfebrería se realizó en el Taller de Hermanos Lama de Córdoba. Se estrenó al completo en la estación de penitencia del año 2003.

BANDERA ADORACION NOCTURNA

Esta insignia se compone de un mástil y el paño de la Bandera de la Adoración Nocturna. El mástil está compuesto por 7 tubos de metal cincelado y plateado de 29 cm de longitud labrados con el mismo diseño del resto de mástiles de enseres de la Hermandad (hojarasca, racimos de uvas, hojas de parra y manojos de espigas). En la parte superior del mástil se encuentra un remate consistente en un Hostiario, símbolo sacramental que consiste en un manifestador circular rematado con una cruz en su parte superior y rodeado de rayos flamígeros; en el interior del manifestador están las letras caladas JHS. La longitud total del mástil es de 295 centímetros. Fue realizado en el Taller de Orfebrería de Hermanos Lama de Córdoba en el año 1994.

El paño de la bandera, de 145 centímetros de ancho y 125 centímetros de alto, es de tejido de sarga gruesa de color blanco sobre el que está bordado en sedas el escudo de la Adoración Nocturna Española. Esta Bandera fue donada al Turno de Adoración Nocturna Española María Santísima Esperanza del Valle, turno propio de la Hermandad, por el Consejo Diocesano de la Adoración Nocturna de Córdoba en el año 1986. Se desconoce el autor del bordado. En 2001 fue pasado el bordado a otra tela de base y repasado, a su vez, en algunos desperfectos que tenía.

BANDERA CONCEPCIONISTA

Esta insignia se compone de un mástil y el paño de la Bandera Concepcionista. El mástil está compuesto por 7 tubos de metal cincelado y plateado de 29 cm de longitud labrados con el mismo diseño del resto de mástiles de enseres de la Hermandad (hojarasca, racimos de uvas, hojas de parra y manojos de espigas). En la parte superior del mástil se encuentra un remate consistente en una imagen de la Inmaculada Concepción realizada en metal fundido, cincelado y plateado. La longitud total del mástil es de 291 centímetros. Fue realizado en el Taller de Orfebrería de Hermanos Lama de Córdoba.

El paño de la Bandera, de 150 centímetros de ancho y 150 centímetros de alto, es de tejido de damasco muy satinado y de color azul celeste. Sobre él está bordado en sedas de colores una imagen de la Inmaculada Concepción, la misma que diseñara Joaquín Ojeda para el escudo de la Hermandad y Cofradía. El bordado ha sido realizado en el Taller de Bordado de Francisco Pérez Artes de Córdoba. Se estrenó en la primera estación de penitencia del año 1994.

LABARO SACRAMENTAL

Se trata de una insignia sacramental, confeccionada en su totalidad en plata de ley. Representa un estandarte romano, de la época de Constantino, con un paño metálico sustentado por un mástil, con unas dimensiones de 287 centímetros de altura total. Este paño tiene 185 centímetros de longitud y entre 19 y 22 centímetros de ancho; en su parte central se aprecia un cáliz dorado y en su interior una Hostia que lleva grabado JHS en su interior con rayos a modo de sol, todo ello rematado con una corona real dorada. El cincelado del paño es de motivos eucarísticos: uvas, espigas, hojas de acanto y floresta. La parte del paño que se encuentra plegada sobre el mástil está sustentada a este por una cuerda que por nudo tiene un lazo. El paño, tanto el frontal como el trasero, termina en cuatro picos y de ellos cuelgan sendas campanitas que le da un sonido característico al ser portado. Contiene una inscripción labrada que dice “Con Él triunfarás” y, en otra parte del mismo, la leyenda “Año Eucarístico 2.005”, año en el que se estrena dicha insignia. El mástil está formado por 8 tubos labrados con el mismo diseño del resto de mástiles de enseres de la Hermandad (hojarasca, racimos de uvas, hojas de parra y manojos de espigas). El remate, conocido como Pazcristi o Lábaro propiamente dicho, representa una X y una P entrelazadas (letras de la palabra “Cristo” en griego). Fue realizado en el Taller de Orfebrería de Hermanos Lama de Córdoba.

GUIÓN SACRAMENTAL

Se trata de un guión sacramental en tisú de plata con bordados en hilo de oro, plata y sedas datado en el siglo XIX y que fue adquirido por la Hermandad en el año 2012 en un anticuario y restaurado por el taller de la bordadora Mercedes Castro. El guión muestra en su parte central un medallón de terciopelo rojo que representa el cordero pascual sobre el libro de los siete sellos, encontrándose orlado en todo su perímetro por bordados de motivos florales y hojarasca. En los laterales de la parte inferior presenta sendas corbatas acabadas en punta de las que cuelgan unas borlas. Todo el contorno del guión se encuentra ribeteado con flecos de oro. El mástil está compuesto por 7 tubos de metal cincelado y plateado de 29 cm de longitud labrados con el mismo diseño del resto de mástiles de enseres de la Hermandad (hojarasca, racimos de uvas, hojas de parra y manojos de espigas). En la parte superior del mástil se encuentra un remate consistente en una reproducción de la cruz de San Juan Pablo II apoyada en un orbe sobre el que se apoya una cartela con un medallón central que posee la imagen de un cáliz, aludiendo a la advocación del Nuestro Padre Jesús de la Fe. La longitud total del mástil es de unos 291 centímetros. Igualmente posee un mástil horizontal secundario desde donde cuelga el guión, realizado en metal plateado con sendas cantoneras en sus extremos. Los trabajos de orfebrería fueron realizados en el Taller de Orfebrería de Antonio Cuadrado (Córdoba). El conjunto completo se bendijo en los cultos en honor al Señor de la Fe en la cuaresma de 2013 y se estrenó en la estación de penitencia de ese año.

ESTANDARTE

El estandarte de la Hermandad, popularmente denominado como “bacalao”, es la insignia que representa la Corporación en cualquier acto. Está formado por un mástil al que se anuda la bandera de la Hermandad, tomando ésta la peculiar forma de un bacalao. Fue realizado por la Hermandad en el año 1987.

El mástil, realizado en plata de ley, está compuesto por 4 tubos labrados con el mismo diseño del resto de mástiles de enseres de la Hermandad (hojarasca, racimos de uvas, hojas de parra y manojos de espigas).   Tres de estos tubos están en la parte inferior del mástil y el cuarto en la parte superior. Está rematado por un templete de base cuadrada que alberga en su interior una imagen de la Inmaculada Concepción; dicho templete se encuentra rematado por una reproducción de la cruz de San Juan Pablo II. Estos trabajos de orfebrería fueron realizados en el Taller Orfebrería de Hermanos Lama de Córdoba.

La bandera es de terciopelo granate y en su parte central posee el escudo de la Hermandad bordado en sedas e hilo de oro entrefino, realizado en los Talleres del Bordador ecijano Joaquín Ojeda. La parte inferior de la bandera está rematada en su perímetro con fleco de oro. Presenta la particularidad de que el escudo tiene invertidas las cartelas de las advocaciones del Nuestro Padre Jesús de la Fe y de María Santísima de la Esperanza del Valle, con respecto al escudo original. El paño tiene unas dimensiones máximas de 228 centímetros de alto y 50 centímetros de ancho. Todo el conjunto se encuentra rematado por un cordón trenzado de oro fino que cae desde la parte superior de la bandera y que se usa para anudarla al mástil en su parte inferior, bajo el escudo; dicho cordón se encuentra rematado en sus extremos por sendas borlas de hilo de oro y flecos de bellota.

FAROLES DE ACOMPAÑAMIENTO

Se trata de una pareja de faroles de acompañamiento de tipo bastón en metal cincelado y plateado. El mástil, compuesto por varios tubos unidos por nudetes, tiene el mismo labrado que el resto de mástiles de varas de la Hermandad (hojarasca, racimos de uvas, hojas de parra y manojos de espigas). La cabeza del farol, de base cuadrada, presenta formas rectas con cuatro caras rectangulares, cuatro columnas en sendas esquinas y cuatro penachos que las rematan en la tapa superior. El remate de la parte superior de la tapa es una cúpula calada coronada por el crucifijo del San Juan Pablo II. Fueron realizados por el taller de orfebrería de Antonio Cuadrado (Córdoba) y se estrenaron en la primera estación de penitencia del año 2014.

LIBRO DE REGLAS

El Libro de Reglas contiene las primeras Reglas de la Hermandad y Cofradía. Está forrado en terciopelo granate y en su cara exterior se aprecian aplicaciones de metal cincelado, destacando el escudo de la Hermandad en el centro de la portada. En las cuatro esquinas de la portada se parecían adornos cincelados iguales y simétricos que representan racimos de uvas, espigas y hojarasca, todo esto enmarcado en una tira cincelada de gallones a lo largo de su perímetro. El libro lleva también dos cierres a modo de broches en metal cincelado y plateado, así como de la cantonera también cincelada y plateada. Fue realizado en el Taller de Orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba.

CRUZ PARROQUIAL

La cruz parroquial está presidida por una imagen de Cristo crucificado propiedad de la Parroquia Beato Álvaro de Córdoba. A dicha imagen la Hermandad le incorpora tres cantoneras, un INRI y las potencias del crucificado en metal cincelado y plateado, obra de los talleres de orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba. La unión entre la imagen del crucificado y el mástil se realiza mediante una macolla adornada con guirnaldas de flores, obra del mismo taller de orfebrería. El mástil de la cruz parroquial está construido a partir de los primitivos tubos de metal plateado que componían el mástil del estandarte de la Hermandad o “bacalao”, labrados por el orfebre cordobés Díaz Roncero. A dicha cruz parroquial se le incorpora una manguilla de distinto color en función del color litúrgico de las celebraciones eucarísticas a lo largo del año, las cuales han sido realizadas por el taller de costura de la Hermandad.

CIRIALES

Se trata de cuatro ciriales realizados en metal cincelado y plateado. Se aprecian dos partes bien diferenciadas: el mástil y la cabeza. El mástil está compuesto por 5 tubos de metal cincelado y plateado de 29 cm de longitud labrados con el mismo diseño del resto de mástiles de enseres de la Hermandad (hojarasca, racimos de uvas, hojas de parra y manojos de espigas), con una longitud total del mástil es de 216 centímetros. La cabeza del cirial presenta una capilla central hueca en forma de templete, formada por seis caras, en cuyo interior se encuentra una custodia dorada. Las caras de esta capilla están formadas por arcos labrados en hojarasca apoyados sobre columnas salomónicas. El diseño de los mismos es obre de nuestro hermano Rafael Soriano Cuadrado, fueron realizados en los Talleres de Orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba y estrenados en la estación de penitencia del año 1997.

INCENSARIOS

Los incensarios están realizados en metal cincelado y plateado. En la ornamentación se aprecian los símbolos propios de las restantes insignias de la Hermandad: racimos de uvas y espigas, así como hojarasca. Son de tamaño algo más grande de lo normal. Fueron realizados en el Taller de Orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba. Los dos primeros se estrenaron en la primera estación de penitencia de 1994, posteriormente en 1999 se estrenaron otros dos incensarios más y otros cuatro más se realizaron en el año 2002.

VARA DEL HERMANO MAYOR

Está compuesta por cinco tubos de 28 centímetros de longitud labrados en plata de ley unidos por nudetes; en el dibujo de los paños que, una vez redondeados, forman los tubos, destacan la hojarasca, los racimos de uvas, las hojas de parra y los manojos de espigas. La unión entre la vara y el remate es una macolla torneada y cincelada. El remate está compuesto por un templete de base cuadrada que alberga en su interior una imagen de la Inmaculada Concepción; dicho templete se encuentra rematado por un Hostiario, símbolo Sacramental que consiste en un manifestador circular rodeado de rayos flamígeros en cuyo interior están las letras JHS de forma calada. Ha sido realizada en su totalidad en plata de ley en el Taller de Orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba.

VARA DEL DIPUTADO MAYOR DE COGIBERNO

Está compuesta por cinco tubos de 28 centímetros de longitud labrados en metal sobredorado unidos por nudetes; en el dibujo de los paños que, una vez redondeados, forman los tubos, destacan motivos flores y de hojarasca. La unión entre el tubo y la galleta de remate es una macolla torneada y cincelada. El remate de la vara está compuesto por el escudo de la Hermandad. Fue realizada en los Talleres de Orfebrería de Francisco Díaz Roncero en Córdoba.

VARA DEL CONSILIARIO

Está compuesta por cinco tubos de 28 centímetros de longitud labrados en plata de ley unidos por nudetes; en el dibujo de los paños que, una vez redondeados, forman los tubos, destacan la hojarasca, los racimos de uvas, las hojas de parra y los manojos de espigas. La unión entre el tubo y la galleta de remate es una macolla torneada y cincelada. El remate es una imitación de la vara parroquial de la Parroquia de San Juan y Todos los Santos (Trinidad), sede fundacional de la Hermandad, atribuida a Damián de Castro; está formado por una representación del cordero pascual sobre el libro de los siete sellos (cada uno de ellos representa uno de los Sacramentos: Bautismo, Comunión, Penitencia, Confirmación, Extremaunción, Orden Sacerdotal y Matrimonio), el cual sostiene un estandarte y tras el que se sitúa un cáliz. Ha sido realizada en su totalidad en plata de ley en el Taller de Orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba.

VARA DE LA CRUZ BLANCA

Está compuesta por cinco tubos de 28 centímetros de longitud labrados en plata de ley unidos por nudetes; en el dibujo de los paños que, una vez redondeados, forman los tubos, destacan la hojarasca, los racimos de uvas, las hojas de parra y los manojos de espigas. La unión entre la vara y el remate es una macolla torneada y cincelada. El remate está compuesto por la orla típica de las varas de acompañamiento de la Hermandad, si bien su interior está rematado por una cruz de marfil en color blanco. Ha sido realizada en su totalidad en plata de ley en el Taller de Orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba.

VARA DEL PERTIGUERO

Está compuesta por cuatro tubos de 28 centímetros de longitud labrados en plata de ley unidos por nudetes; en el dibujo de los paños que, una vez redondeados, forman los tubos, destacan la hojarasca, los racimos de uvas, las hojas de parra y los manojos de espigas. La unión entre la vara y el remate es una macolla torneada y cincelada. El remate está compuesto por una custodia de metal dorado con una imitación de la Sagrada Hostia en marfil. Ha sido realizada en en el Taller de Orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba.

VARAS DE ACOMPAÑAMIENTO

Las dos primeras varas de acompañamiento realizadas por la Hermandad siguen el diseño de la vara del Diputado Mayor de Gobierno, si bien son en metal plateado. Fueron realizadas en los Talleres de Orfebrería de Francisco Díaz Roncero en Córdoba.

Las siguientes varas de acompañamiento realizadas por la Hermandad son de tubo de metal plateado y rematado en su extremo superior por el escudo de la Hermandad y fueron realizadas en el Taller de Orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba.

Las varas de acompañamiento más recientemente realizadas por la Hermandad están compuestas por cinco tubos de 28 centímetros de longitud labrados en plata de ley unidos por nudetes; en el dibujo de los paños que, una vez redondeados, forman los tubos, destacan la hojarasca, los racimos de uvas, las hojas de parra y los manojos de espigas. La unión entre la vara y el remate es una macolla torneada y cincelada. El remate es una evolución del escudo de la Hermandad, presidido en su centro por la Inmaculada Concepción. A sus pies se encuentra una media luna y, bajo ésta, un globo terráqueo, un Rosario y dos cartelas con la Advocaciones de Nuestro Padre Jesús de la Fe y María Santísima de la Esperanza del Valle (cartelas que por la parte trasera llevan inscritas las palabras FE y ESPERANZA respectivamente). Sobre la Inmaculada se encuentra una orla con la leyenda “María Tabernaculum Christi Amoris Primun” (María, primer Sagrario del amor de Cristo). Rodeando a todo el conjunto hay un dibujo de hojarasca a dos caras y rematado en su parte superior por Hostiario, símbolo Sacramental, que consiste en un manifestador circular rodeado de rayos flamígeros en cuyo están las letras caladas JHS. La primera tanda de este tipo de varas fue realizada en plata de ley en el Taller de Orfebrería de los Hermanos Lama de Córdoba, mientras que la segunda tanda fue realizada en alpaca plateada por el Taller de Orfebrería de Antonio Cuadrado.

© Hermandad Sagrada Cena 2017